Paranoia estadounidense

Hace poco más de dos semanas vi en el cine el afiche de una película con el título poco llamativo de „Trumbo“, sin embargo al ver el tráiler me llamo la atención y me puse a averiguar un poco mas sobre esta película y del personaje cuya historia se narra y descubrí que aquel título un tanto raro era en realidad el apellido de un escritor de guiones de cine de los años cincuenta en Estados Unidos. Con esa información bajo el brazo me fui al cine con ganas de ver la película. Y no salí decepcionado. La película merece verse, ya que sin llegar a ser una joya del séptimo arte y aun teniendo ciertas fallas (como un final un tanto largo o un tratamiento a mi gusto muy rápido al principio) creo que llega a retratar bien (aunque un poco más de profundidad no hubiera caído mal) un asunto preocupante para el mundo y es lo que se puede llamar una enfermedad estadounidense: La paranoia.

Hace un tiempo leí en una revista alemana un artículo muy interesante que trataba de definir una personalidad psicologica a los países como nación. Si se puede hablar de una personalidad jurídica de las empresas se puede aplicar el mismo principio a los países y se si pudiera definir una personalidad a los Estados Unidos de Norteamérica es sin duda la de un paciente paranoico.

Cuando vi la película, vi que había elementos verdaderamente increíbles pero verdaderos. ¿Se le ocurrirá hoy por hoy a Argentina o Brasil o Perú o Alemania crear institutos para la defensa de los valores no nacionales? ¿Qué pensaríamos hoy en día si a España se le ocurriera definir un ministerio para la protección de los valores españoles? Pues bien, eso paso en Estados Unidos, creando un llamado ministerio que protegía los “valores” estadounidenses (aun no se cómo se puede definir eso) y empezaron con la llamada “caza de brujas” persiguiendo, encarcelando y destruyendo a cualquier persona que fuera comunista (en otras palabras a cualquiera que pensara distinto). Es decir, que en el llamado país de la libertad y de la libre expresión, estaba prohibido pensar diferente. En el país que acusaba a las dictaduras de encarcelar a los opositores políticos, ellos lo hacían sin la menor vergüenza destruyendo la vida de ciudadanos cuyo único delito era pensar diferente lo que quiere decir simplemente, ciudadanos que se atrevían a pensar.

La película lo relata muy bien cuando una preocupada hija le pregunta a Trumbo si ella era comunista (como si de una enfermedad se tratara) y él le responde de una manera magistral, tan solo esa escena corta pero genial merece verse. Trumbo es encarcelado, es privado de su dignidad, es tildado de traidor y es destruido laboral y monetariamente. Su delito: pensar diferente. La película narra muy bien los pesares de este personaje de cigarro eterno y sonrisa sarcástica pero sobretodo narra a un estilo cinematográfico sin duda, su resolución a luchar contra el sistema y no traicionarse a si mismo. A pesar de todo lo que pasaba a su alrededor y de un país que propaga la libertad pero que en el fondo tiene miedo a todo aquello que pueda ser diferente a ellos.

La película creo que trata muy bien un tema, dado que aunque está ambientada en los años de Trumbo (los años cincuenta y sesenta sobretodo) salvando la ropa y los autos, bien podría ambientarse en el mundo actual y en los Estados Unidos actuales, con un temor casi irracional a toda aquello que es diferente (basta dar una revisión a lo que está pasando en las pre-elecciones en ese país hoy por hoy) y sobre todo a la hipocresía de una sociedad que propaga la libertad cuando ellos mismo son los que la aprisionan en nombre de “la democracia” intentando crear muros culturales y ahora materiales.

Obviamente no todos caen en ese juego (representado en esta película por el genial personaje de John Goodman un verdadero demócrata) o en el papel de Kirk Douglas. Sin embargo a pesar de cada uno de ellos a su estilo tratan de sobrellevar con esa pesada carga, el daño está hecho y aunque en este caso tiene un final feliz no lo tienen para muchas personas que aun luchan por dejarse escuchar y para que su voz tenga un pedacito de espacio en un mundo controlado y represivo.

Pienso que fuera de lo que la película diga o no diga llama la atención a un hecho muy importante y es la llamada lucha por la cultura de la libertad que no es solo apoyar intereses capitalistas sino un verdadero deseo que todas las personas puedan expresar y creer lo que les convenga (siempre y cuando no interfieran en la creencia de otras). Un país que se autodenomina el paladín de la libertad pero que puede llegar a estos límites es un mal ejemplo pero no es el único, en toda Latinoamérica hay casos similares, donde la libertad y la expresión o el solo derecho a creer en algo diferente fue penado y hasta perseguido por los gobiernos militares y políticos (como la dictadura de Fujimori en el Perú de los noventa). Sin embargo siempre hay esperanza. Al ver las protestas en Lima contra la candidatura de Fujimori, cabe la esperanza de que hoy por hoy, las personas de nuestros países se han dado cuenta de que su voz debe y puede ser escuchada y que no podemos dejar que nuestras creencias se vean pisoteadas por gobiernos o sistemas que en el fondo tiene miedo a aquellas nuevas ideas sabiendo que en muchos casos pueden ser superiores en algunos temas que las otras y que por lo tanto representan en verdad un peligro para su poder. Si algo nos deja esta gran película es sin duda el sentimiento de que es posible salir adelante y hacer todo lo posible por no dejar que esta paranoia estadounidense gane y que podamos ser verdaderamente libres. Aunque a veces el precio que hay que pagar sea elevado.

Anuncios

Un comentario en “Paranoia estadounidense

  1. Si se respetan las creencias se deberían respetar todas, también las de quien no cree. De lo contrario, y mientras existan leyes que penalicen una falta de respeto y no la otra, mientras se considere una ofensa criticar una creencia y se tenga barra libre para atacar el ateismo, estaremos inmersos hasta las cejas en un totalitarismo preocupante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s